Comidas a paso de caracol

Comidas a paso de caracol

Auspiciado por el restaurante diversión con hongos

Comidas favoritas
Todos sabemos que los caracoles son consumidores. Eso quiere decir que consumimos alimentos (¡no me digas!). Nuestras comidas favoritas son algas y hongos filamentosos que encontramos en nuestras hojas de heliconia. Estos deliciosos descomponedores mohosos y hongosos digieren materia vegetal y animal. ¡Nos encantan! Uno de nuestros favoritos es el hongo colmenitas de palo, una especialidad en el Restaurante Diversión con Hongos.

Sin embargo, a nosotros los caracoles nos gusta todo tipo de comida. Disfrutamos de las hojas muertas color marrón, hojas verdes, corteza, semillas grandes, raíces de plantas, flores de árboles y hasta el papel mojado (¡aunque no lo crean!). Cuando nos comemos estos alimentos, digerimos y descomponemos una diversidad de materia vegetal. Esto quiere decir que somos descomponedores, así como consumidores.

El hongo primero
Tanto las algas como los hongos son deliciosos. Por extraño que parezca, por mucho tiempo los científicos humanos pensaban que comíamos más algas que hongos, pero en realidad, consumimos más hongos que algas. La causa para este misterio no es asunto para tocar en la mesa, pero aquí va: los hongos y las bacterias usualmente son más digeribles que las algas, y ellos no aparecen en nuestra caca -  (¡ea!) – nuestra evacuación intestinal, que los científicos estudian para determinar nuestra dieta.

Haz feliz a alguien esta noche: Lleva a tu esposa al restaurante diversión con hongos
Date un respiro en tu rutina nocturna de búsqueda de comida y llévala a cenar al Restaurante Diversión con Hongos. Aquí permitimos que nuestros clientes traigan su propia agua, ya que la mayoría de los C. caracolla cargan agua dentro de sus cavidades corporales, que es una muy ingeniosa adaptación evolutiva. Sin embargo, cuando las condiciones son áridas, se carga con menos agua y entonces nuestro restaurante se complace en proveer agua a tu mesa, por un bajo costo adicional. Servimos todos nuestros platos en enormes hojas de heliconia para que puedan comer a su antojo: al raspar el alimento de las hojas con tus dientes. Como los caracoles comen de noche, nuestras horas de servicio son desde las 7:00 p.m. hasta las 5:00 a.m.