Los consejitos climáticos de Gastro Podo

Los consejitos climáticos de Gastro Podo

Los efectos de los huracanes y las sequías

Como ya todos sabemos, el lema del caracol terrestre es "mientras más húmedo, mejor". Necesitamos tener un ambiente húmedo para vivir nuestras vidas al máximo, ya que si las condiciones se ponen muy áridas, nos secamos y morimos.

Al aproximarse la temporada de huracanes, les recuerdo que tengan cuidado con las sequías. Las sequías más peligrosas ocurren durante la temporada de huracanes.

"¡Ja!", podrías decir (si eres joven e ingenuo). “¿Por qué deberíamos preocuparnos de una sequía si un huracán trae demasiada agua?”

Este es el por qué:

Los huracanes vienen acompañados de vientos fuertes, que tumban hojas y ramas y hasta árboles. Las inundaciones arrastran, cuesta abajo, las hojas y la hojarasca, pero una gran parte permanece donde cae. Cuando sale el sol nuevamente, sus rayos llegan fácilmente al suelo forestal. Las hojas, la hojarasca y la tierra se ponen excesivamente calientes y se secan. No pueden proveer los muchos refugios húmedos con sombra que proveyeron antes del huracán y los caracoles ya no pueden vivir sus vidas a plenitud.

Algunas veces, las lluvias no regresan hasta después de algún tiempo. La comunidad forestal sufre durante las sequías. Los caracoles juveniles mueren casi inmediatamente y los caracoles adultos dejan de reproducirse. Si la sequía se prolonga, los caracoles adultos también mueren y la población de caracoles de la comunidad forestal se reduce trágicamente.

Mi consejo es éste: Si sabes que viene un huracán, saca esa mucosa y deslízate hasta el río o riachuelo más cercano. Pero, no te acerques mucho o podrías ser arrastrado aguas abajo por alguna inundación como consecuencia de la tormenta.