Epílogo

Epílogo

Odius H. nunca volvió a mi oficina. Por varias semanas pensé en él a menudo y estuve esperando verlo otra vez. Estaba muy deseoso de compartirle toda la información que había descubierto durante sus visitas. Con el tiempo, archivé la información y pensé menos en él. Pero, debo admitir que siento mucho que Odius H. nunca volviera.

Es más, nunca volví a ver otra mariposa Historis odius negra y anaranjada. Era como si nunca hubiesen vivido en el bosque. ¿Por qué repentinamente había muchas de estas orugas? ¿Por qué nunca las había visto antes? ¿Por qué ahora ya no están? Aunque no estoy seguro, siento que su aparición está de alguna manera relacionada con el huracán que azotó el bosque. Muchas cosas cambiaron después del huracán. Tal vez estos cambios favorecieron la nueva población. También, estoy bastante seguro que las moscas tachinidas destruyeron la población de mariposas.

Así es que ahora tengo algunas respuestas, pero ya no tengo a Odius H.